miércoles, 15 de octubre de 2008

Cervantes en el corral....


Avanzó hasta la tercera fila. Allí en el asiento de la esquina se sentó mientras dejaba su bloc de dibujo apoyado delicadamente sobre la silla de delante.La gente iba llenando ese espacio maravilloso del Corral de Comedias. Los escritores ocuparon su asiento en el centro del escenario. A los lados el editor y un profesor de la universidad. Después de las presentaciones de rigor llegó la magia y uno a uno los autores leyeron sus sonetos dedicados al Quijote..

Ella soñaba con cada uno de ellos y sonreia . Después cuando se acercó a que uno de ellos, su amigo, le dedicase la obra estaba emocionada....

Llegó a casa, abrió para leer la dedicatoria y no pudo evitar llorar: Para que nunca dejes de soñar, como D. Quijote.

No hay comentarios: