domingo, 19 de octubre de 2008

NO, A LA INCINERADORA DE ALCALA DE HENARES


Los tambores comenzaron a sonar después de los aplausos. La plaza de Cervantes estaba llena a rebosar con los vecinos. Habian salido como cada domingo a tomar el vermut y pasear, comprar los periódicos y charlar con los amigos. Pero hoy se habian quedado todos juntos. Unos se miraban a otros y ante las palabras de los oradores asentian complíces de lo mucho que habia en juego.

Querian la ciudad universitaria. La ciudad que habia cumplido 500 años de historia y de cultura en contra de un Valdemingomez....

Los tambores sonaron, los jóvenes con mascarillas, reian y golpeaban llamando a la protesta. Todos les seguiamos en sus ritmos sintiendonos uno con ellos. Todos firmaban, dejaban sus nombres, sus correos electrónicos, conscientes de que lo conseguiriamos.

NI MUERTOS, DEJAREMOS QUE CONVIERTAN NUESTRA CASA EN UN INMENSO CEMENTERIO.

TE QUIERO ALCALA.

No hay comentarios: