domingo, 9 de noviembre de 2008

Carta a Quevedo


Mi querido Doc:

He estado ingresada en la planta de siquiatria de un hospital de mi ciudad, atendida por dos siquiatras (ya sabe que yo todo lo hago a lo grande) víctima de un delirio global monumental.....me trajeron un grupo de guapos bomberos y policias y estuve una noche en el infierno atada a las urgencias de dicho hospital. Pedí un juez, pero me dijeron que durante 48 horas no era obligatorio...

El mundo era para mi un gigante tablero de ajedrez. Por un lado estaba mi Obama, como lider del GRAN IMPERIO, haciendose dueño de mi amada América. A la derecha China que después de los juegos olímpicos y unos lindos acuerdos económicos decidiria la suerte de Asia y en el centro la Vieja Europa con Berlusconi acercándonos más a la alemania nazi más Sarcozi queriendo ser un nuevo Napoleón con su Josefina....

Para que todo saliera bien, solo habia que crear una gran red de medios de comunicación que con un chasquido de dedos eliminasen a los Chavez, Zapateros, Royal et..voilá.

Un conveniente y oportuno Bin Laden aquí, una eta allá, alguna aparición mariana aqullá, o un avistamiento extraterrestre y el poder seria de tal magnitud que ningún mayo del 68 pudiese destruirlo..

Y en ese escenario me vi y en ese escenario vi a Africa como un gran laboratorio de todos ellos y no pude quedarme quieta...

Dicen que fué el Nabilone y la esclerosis y debe ser verdad, porque digame Doc que cuerdo se enfrenta a un tablero de ajedrez así?.

Quise ser Quijote, Cristo, Gandi, quise ser humano Doc y me perdí. Pero por un instante sentí que las utopías siendo de muchos aún eran posibles.

Jamás supo lo que es el miedo hasta ahora. El miedo, miedo, ese que te cierra la glotis. El miedo que te hace llorar a gritos en una bañera con la boca abierta como un bebé, el miedo que debe sentir un torero frente al aliento de un animal herido de 500 kilos...el miedo Doc, de ver como se destruye el hombre...

Hoy me agarro a algo a mi nueva siquiatra y a una amiga un poco loca como yo que es una Princesa, a una locutora de radio, a la música y a los que me quieren, pero no basta doc.....ni relajada con las mil pastillas desaparece las ganas de pelear....

1 comentario:

DELAMATA67 dijo...

Arena, Fuerza, mucha fuerza es lo que te deseo. Confía en tí y en tu mundo. Beso,