viernes, 30 de enero de 2009

Aullando a la luna azul...


Riete, canta
abre la ventana de par en par
y que entre la alegria..

O ignoras que el deseo
jamás brilla en lo oculto?
jamás se ve en la sombra?..

Sonriele a los ojos
si el bello de su brazo
roza el tuyo,
hasta sentir cerrarse tu garganta...

Compañeros de viaje,
navegantes de trenes
que convierten
las gruas del camino
en el mástil
del más viejo velero...

Quijotes de mi tiempo
cómplices del deseo...

1 comentario:

Paula Malugani dijo...

Parece que volvieron las musas a tomarse el trabajo de escribir con tus manos. Gracias por insistir. Un fuerte abrazo Arena, bello poema.