miércoles, 28 de enero de 2009

Física y Quimica.


Estabilizador del ánimo más una pizca de antipsicótico, más una pequeña dosis de lírica et voilá, el milagro se hará realidad....volveré a ser una persona normal, sin delirios, sin euforias, sin pànicos....pero sin todo eso que quedará?.

Deberia estar contenta quedará una mujer normal, pero extraño tanto a la que escribia poesias.....


4 comentarios:

Paula Malugani dijo...

A la locura le pintremos los labios en un poema, la escribiremos en el tiempo, le enseñaremos a volar. Un abrazo!

laparcadormida dijo...

hermosa arena aunque haya momentos que no salga la poesía, ella se va guaradando en un cajón impreciso de la mente y vuelve un día de golpe a arrastrarnos al papel...
calma arena,no tengas prisa, descansa, arriba de la cima es hermosa la vista y la adrenalina nos arrebata placentera...más la cima es peligrosa y a un milimetro se resba al preicipicio...
mejor la meseta...donde quizás haya menos viento...menos poesía...
pero no corremos el riesg de una caída libre.descansa niña, descansa y no tengas prisa en llegar.llegarás.donde sea, asu tiempo.

muchos besos.

arena dijo...

Paula: Gracias, por tu compañía y tu sensibilidad.

Laparcadormida: te agradezco profundamente tus palabras y las tendré muy en cuenta la medicación supongo que me ayudará tambien a tener paciencia.

La paciente nº 24 dijo...

Arena, la poesía está en ti, no es el delirio. El delirio es una zarpa que se le da a una vasija, dentro tú; la poesía que te reviste, te arde, te instala musas y con eso no puede la medicación ni las asimetrías de los días.

Gracias.