martes, 10 de febrero de 2009

ISLA NEGRA....


Llegaba hasta mí ese olor a pacífico, intenso, envolvente cuando el calor de enero te acaricia....respiraba despacio aún fumaba, pero sentía que aún era el mismo aire del poeta.

Ella rozaba con sus dedos aquella viga de madera, acariciaba aquel nombre, Miguel Hernández y una lágrima rodó por sus mejillas..

Después sentada junto al barco, escuchando el titilar de sus campanillas, se sentó suplicándole al mar que trajese para ella su regalo, su mascarón de proa..

Y ahora en la distancia en ese metro viejo sucio, ruidoso con tanto olor a humanidad sentía aquel viento rozarle el alma... video

6 comentarios:

Eulàlia B. P. dijo...

Arena, quiero agradecerte tu paso y tu nombre, pues acaricias con tus palabras con la suavidad del mar besando las pequeñas partículas de tu extensa belleza.
Gracias.
Labelia

cristal00k dijo...

Bellas letras y buen blog amiga.
Anduve revolviendo en tus escritos...
Vuelvo en cualquier momento.
Gracias por tu comentario en mi Blog.

Cemanaca dijo...

Delicadas letras cargadas de sentimiento.

Saludos conversos.

Desvanecerse dijo...

Acércame las distancias y se liberen a las estelas.
Gracias por conseguirlo.
Saludos

BELMAR dijo...

Flota,
flota

eternamente
flota,

sobre-
viviente...

Sarco Lange dijo...

Arena, antes Isla Negra es más negra, todos sabemos el porqué, y ahora brilla el alma del poeta sobre las olas y las estrellas de mar salen a caminar por Punta de Tralca.

Pd.- los remedios se pueden traicionar.

Mil saludos!