lunes, 30 de marzo de 2009

Lección de alfarería....





Quise hacer un jarro con mis manos,
cogí la arcilla, y empecé a modelarlo,
mis manos lo mimaban con delicadeza,
El se dejaba hacer, agradecido,
Pero cuando estaba listo para el horno,
se quebró en mil pedazos...
y ya no fué lo mismo..
amar no es una cuestión de alfareria.

6 comentarios:

Calle San Juan de Dios Nº8 dijo...

Nunca habia hacho una analogía entre el amor y la alfarería y nunca habia vosto esta en la película de ghost.
Nunca te acostaras sin saber una o dos cosas más.
Saludos

€_r_i_K dijo...

Vaya, pues en contra de lo que dice numero ocho, yo sí, incluso hace poco hice una entrada con ello....

Y sí puede ser cuestión del alfarefía, si antes de quebrarse, las manos siguen sensibles y acarician la arcilla, en lugar de atenazarla....Sino puede ser en el horno mejor al sol....


Abrazos.....

Elwimg dijo...

Guaoooooooooo!! Arenita esa película es preciosa, son de las que aun viéndola mil veces, mil veces lloras...

Me gusta...

Besazo.

Lilyth dijo...

Me quedaré pensando si mi ultimo amor me dejo toda rota en las puertas del horno, jajajajaj

Desvanecerse dijo...

La fragilidad del amor es inversamente proporcional a la dureza de su dolor y directamente a su necesidad.
Besotes

Radamanth dijo...

como que el amor no es cuestion de alfareria claro que lo es, con mimo, tiento paciencia y grandes dosis de ternura se va modelando, a veces se resquebraja es cuestion de controlar el horneo,secala mejor al sol