jueves, 12 de marzo de 2009

ODA A LAS CATENARIAS o magia en el tren...

 
Posted by Picasa


Uno más uno iban llegando,
uno más uno, sonreian felices,
uno más uno formaban un corro.

Y los flashes cegaban,
y las paredes gemian,
chu,chucu,chucu,chuuuu,
Ella cruzaba los dedos de su pie en el zapato,
mientras rezaba un conxuro,
el conxuro contra el mal de las catenarias,
para poder llegar, y mirarle a los ojos,
y decirle es Vd....?
si, claro que es...,
le prometí que llegaría..

9 comentarios:

TitoCarlos dijo...

Magnífico,
no se que decirte, me gustó mucho.

Un abrazo,

Eduardo Galván dijo...

Que bueno que las promesas se cumplan... y los conxuros con "x" seguro que hacen más efecto porque suenan maravillosamente galegos.

Adolfo Payés dijo...

y uno a uno nos bebíamos tus versos para llegar a sentir el celaje de tu alma..

un poema muy bello

saludos fraternos

un abrazo

Desvanecerse dijo...

Caminos de lombrices secas por los que se desliza la carcasa de un dragón, rugiendo las esperas.
Bonitos tus versos.
Saludos

BUENAS NOTICIAS dijo...

Me gustó este final de promesas que se cumplen. Chulísimo texto, Arenita.
Un abrazo!!!!

Stanley Kowalski dijo...

Magnífico texto, me encantó el final, y el video es maravilloso. Hermoso post.

Gracias por el comentario tan elogioso que me dejaste, sos un encanto.

BESOS

€_r_i_K dijo...

Cuantos conxuros quedará aún,
cuantas meigas imploraremos...
Y en el recuerdo,
los álamos que dejaban
atrás la ventanilla....



Abrazos......

La paciente nº 24 dijo...

Esperar, conjurar, conjugar. Pero el tren siempre llega como lo hace el periódico, o las noticias en los televisores, lleno de actualidad. Cuántas veces la estación trae a la tarde un bramido salvaje de locomotora, a esas horas en que se bajan como bultos las personas; un/a amante un/a amigo/a…o la simple melancolía que siempre viaja en un vagón.

Tu poema –no sé por qué- es como una carta a la que contesto. Y le he puesto a mi sobre un sello de arena.

La paciente nº 24 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.